Principales áreas de acción

Nutrición

La desnutrición crónica y la anemia son problemas frecuentes en la región mesoamericana, especialmente entre los niños menores de cinco años y las mujeres en edad reproductiva.

Aproximadamente 2,5 millones de niños menores de cinco años de la región padecen desnutrición crónica; casi la mitad de ellos vive en Guatemala y una cuarta parte en el sur de México.

La prevalencia del retraso en el crecimiento como consecuencia de la desnutrición es un reto especialmente entre la población rural, indígena y de escasos recursos. Un niño en el quintil más pobre de la población mesoamericana llega a los 5 años de edad con 6 centímetros menos de talla que sus pares en el quintil más rico.

Entre los factores que inciden en esta crítica situación se encuentra la escasa práctica que se hace de la lactancia exclusiva y de la alimentación complementaria de los lactantes. A pesar de que es común y recomendable la administración de suplemento de hierro durante el embarazo, las tasas de anemia en este periodo materno entre las mujeres pobres indican que las estrategias son mejorables.

A fin de superar esta situación en la región se proponen dos paquetes de intervenciones enfocados especialmente a las áreas en donde prevalece el retraso en el crecimiento, deficiencias en micronutrientes, inseguridad alimentaria y pobreza, y un tercer paquete para las áreas que se encuentran menos afectadas:

  1. El primer paquete de intervenciones incluye apoyo al consumo a través de Transferencias Monetarias Condicionadas y suministro de alimentos complementarios fortificados.
  2. El segundo paquete incluye intervenciones de base y suministro de alimentos complementarios fortificados y micronutrientes.

Todas las intervenciones incluyen asesorías sobre lactancia materna, prácticas adecuadas de alimentación complementaria, suplementos de vitamina A y zinc, suplementos prenatales, capacitaciones en higiene y vacunas.

La implementación sostenida de estas intervenciones junto con un trabajo coordinado y eficaz contribuirán a la reducción de la desnutrición materna e infantil que prevalece en la región y al fortalecimiento de la capacidad regional para la formulación y ejecución de programas enfocados a la desnutrición.

Inmunizaciones

Si bien las enfermedades que se pueden evitar a través de la vacunación están próximas a eliminarse, la vacunación completa y oportuna de los niños de entre 12 y 24 meses en el 20% más pobre de la población continúa siendo un desafío importante. Sólo un 57 por ciento de niños son vacunados oportunamente al nivel mesoamericano, y por país los datos oscilan entre un pico de 85 por ciento en Belice y Honduras y un punto más bajo, de 54 por ciento, en El Salvador y Guatemala.

La inclusión de nuevas vacunas enfrenta barreras normativas y la ausencia de organismos de alto nivel encargados de las políticas de vacunación en los países de Mesoamérica. Aparte de Costa Rica, solo en Nicaragua y Honduras se ha empezado a emplear la vacuna conjugada de neumococo y la vacuna del rotavirus. En seis países de la región se sigue suministrando la vacuna contra la polio por vía oral, a pesar de los riesgos relacionados con la misma.

A fin de ampliar la cobertura y fortalecer los sistemas de inmunización se proponen acciones de alto impacto:

  1. Desarrollo de proyectos que permitan llenar las brechas existentes en materia de conocimiento.
  2. Fortalecimiento de la política de inmunizaciones.
  3. Implementación de prácticas (como por ejemplo la vacunación integral vinculada a otros servicios de salud) basadas en evidencias exitosas, que puedan ser utilizadas para la toma de decisiones.

A través de estas acciones se espera aumentar la proporción de niños pobres oportunamente vacunados y evaluar la cobertura efectiva en vacunación así como el acceso de la población menos favorecida a estos servicios. De igual forma, se evaluará la efectividad en la aplicación de nuevas tecnologías para reducir la muerte por enfermedades prevenibles a través de la vacunación.

Salud materno-infantil / Salud reproductiva

Aún cuando en los últimos diez años se han producido mejoras considerables en los indicadores básicos en salud materna, infantil, reproductiva y sexual en la región mesoamericana, las tasas de mortalidad materna de la región se mantienen entre las más altas del continente americano por el acceso limitado de la población menos favorecida a un parto seguro y a la atención obstétrica de emergencia, al manejo adecuado de las complicaciones asociadas al embarazo y el aborto inducido, y a servicios anticonceptivos.

Se considera que las causas directas (principalmente hemorragias e hipertensión) son responsables del 70 por ciento de las muertes maternas.

En el caso de la mortalidad neonatal es altamente probable que la misma se relacione con el escaso y difícil acceso a servicios y profesional calificado que brinde asistencia durante el parto y posterior al mismo.

A fin de reducir las muertes maternas y neonatales, especialmente entre la población más pobre en las áreas rurales, se proponen las siguientes intervenciones:

  1. Implementación de atención básica especializada y de calidad en emergencias obstétricas e intervenciones relacionadas con infecciones, eclampsia, hemorragias, abortos, así como la capacitación de la comunidad en estos aspectos.
  2. Atención básica al recién nacido, en especial aquellos que nacen con bajo peso y/o con complicaciones de salud.
  3. Ofrecimiento de por lo menos seis métodos de planificación familiar, así como asesoramiento y capacitación en la aplicación de los últimos métodos anticonceptivos tanto para la mujer como para el hombre.

Para 2015, como lo establecen los Objetivos del Milenio, se espera reducir la mortalidad y morbilidad materna y la muerte neonatal mediante un aumento en el acceso a profesionales competentes para la atención del parto, especialmente en áreas rurales y marginales, mejorar la accesibilidad a los servicios de salud reproductiva, y la mejora de la calidad de los servicios básicos ofrecidos al recién nacido, especialmente en las áreas distantes de las grandes ciudades.

Donantes y Fundadores:
INSTITUTO CARLOS SLIM
DE LA SALUD
COOPERACIÓN ESPAÑOLA
INTERNACIONAL
FUNDACIÓN
BILL & MELINDA GATES
BANCO INTERAMERICANO
DE DESARROLLO
Otros donantes:
GOBIERNO DE COREA
Avanzamos de la mano con:
Cerrar

¡Hola, Bienvenido al BID!

Te invitamos a unirte a nuestra lista de correo.